Capítulo 48 -Algo realmente maravilloso- (en #Wattpad)

 
¿Sabéis de esas estupendas mochilas que venden en una conocida y popular tienda de deportes —cuyo nombre no voy a escribir—; sí, de esas que caben de todo; que disponen de cientos de bolsillos, cremalleras y demás escondites para guardar cosas?

Pues bien, muchos llevamos a cuestas una de esas mochilas imaginarias. Allí metemos cualquier cosa que vamos encontrando en nuestro paso por la vida: problemas, rencores, prejuicios, miedos, pena, culpa..., y así podríamos continuar escribiendo miles de trabas mentales que vamos acumulando diariamente.

Lo cierto es que llegamos a un punto en que la cargada mochila nos imposibilita dar un paso más; cansados por la perspectiva ilusoria del terrible peso soportado caemos rendidos con la probabilidad de padecer una depresión, y esto es en el mejor de los casos. La cuestión es mirar dentro de ella y darnos cuenta de la inmensidad de cosas insignificantes, ridículas y absurdas —entre otras— que podemos desechar. A medida que poco a poco vamos deshaciéndonos de ellas es cuando comenzamos a sentirnos más ligeros y liberados, por lo que el desánimo, la desidia o el abandono a uno mismo también va desapareciendo. Este es un ejercicio que os recomiendo hacer y comprobaréis cómo vuestra "desastrosa" vida va mejorando, hasta el punto en que llegaréis a disfrutar de vuestro propio sol interno.

Id soltando y ofreced muchos abrazos... Yo también os mando uno.

Con esta reflexión os comparto el siguiente capítulo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lecturas recomendadas: